Clauvino da Silva, recluso brasileño que intentó escapar disfrazado de su hija, lo encontraron muerto

0
15

Un recluso que ganó notoriedad en los medios de comunicación brasileños e internacionales porque intentó escaparse de una prisión disfrazado con una peluca, una máscara y la ropa de su hija, parece haberse suicidado en su celda, según dijeron las autoridades el martes.

Clauvino da Silva, de 42 años, fue encontrado muerto el martes por la mañana, tres días después del intento fallido de fuga, declararon los funcionarios del sistema penitenciario del estado de Río de Janeiro. Las autoridades dijeron que aparentemente se ahorcó con unas sábanas.

Su intento de fuga generó una amplia cobertura en Brasil y en el extranjero después de que las autoridades publicaran un video de Da Silva quitándose el disfraz, que incluía una máscara de látex.

Las autoridades dijeron que lo atraparon mientras intentaba salir por la puerta de entrada al recinto penitenciario usando ropa que le pertenecía a su hija de 19 años. Los investigadores dijeron que creían que la máscara fue introducida de contrabando por un pariente que visitó las instalaciones.

Da Silva, conocido como “Baixinho” (bajito, en español), cumplía una condena de 73 años por cargos de tráfico de drogas. En febrero de 2013 estuvo entre un grupo de reclusos que escaparon de una prisión en Río de Janeiro a través de una tubería de alcantarillado. Luego fue atrapado.

Los funcionarios brasileños han sido criticados por su incapacidad para retener prisioneros de manera segura. La semana pasada, al menos 62 detenidos fueron asesinados tras un enfrentamiento entre pandillas rivales en una prisión en el estado norteño de Pará. A fines de mayo, 55 reclusos fueron asesinados en un incidente similar en el estado de Amazonas.

El sistema penitenciario del país se ha visto abrumado por las políticas duras contra la delincuencia, implementadas por el gobierno de Jair Bolsonaro, que han ocasionado un fuerte aumento de las detenciones.

Rosental Alves, periodista brasileño y profesor de la Universidad de Texas en Austin, dijo que las autoridades tienen una “vieja y mala tradición de exponer a los sospechosos de maneras humillantes, como si fueran trofeos”.

Aún así, Alves explica que los detalles inusuales del intento de fuga de Da Silva justificaron la publicación del video porque llamó la atención sobre un posible problema de seguridad.

“El disfraz utilizado era tan inusual, tan cinematográfico y espectacular”, dijo. “Nunca he oído hablar de alguien que haya usado una máscara de látex para escapar de la prisión”.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here