“El objetivo, continuar haciendo inversiones”

0
62

Dos días después de llegar a la presidencia y dirección general de Novartis México, Ana Longoria fue recibida en la Ciudad de México por el sismo del 19 de septiembre. La sacudida, que pegó con fuerza en Calzada de Tlalpan, donde se ubica el corporativo, fue una bienvenida peculiar para la primera mujer en ocupar este cargo en la farmacéutica.

En entrevista a EL UNIVERSAL, no anticipa cambios en el sector de medicinas ni en precios por modificaciones en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y tampoco por las fluctuaciones del dólar, aunque considera que hay oportunidades en el acuerdo comercial vigente con la Unión Europea.

Con ventas por 48.5 mil millones de dólares a escala mundial y 409 millones de dólares en México, la multinacional farmacéutica lleva un avance de 50% en su plan por invertir 50 millones de dólares en el país.

Además, prevé crecer 4% cada año y mantener sus operaciones estables pese a los cambios políticos que traerá el presente año.

Novartis es una compañía farmacéutica con sede en Suiza que emplea a más de 119 mil personas en el mundo y produce medicamentos innovadores y genéricos para distintas áreas terapéuticas.

En México hay elecciones en 2018 y ustedes venden una parte de medicinas al gobierno. ¿Ven un escenario de inestabilidad? ¿Informan de esto al corporativo?

—Nosotros informamos en el esquema regular y hablamos de las elecciones que tendremos este año; sin embargo, en temas de inestabilidad yo diría que no, no en este momento.

Vemos un proceso electoral que será interesante, trae novedades con la presencia de candidatos independientes, eso es algo novedoso dentro del proceso electoral. También veo a un México y autoridades que tienen rumbos muy claros en cuanto a salud se refiere, pero en este momento no prevemos inestabilidad.

Lo más importante es que, independiente al candidato elegido, nuestra intención es seguir siendo un aliado estratégico para las instituciones que forman el país.

Un tema clave en el país es la corrupción. ¿Cuál es su visión, cómo enfrentará este tema?

—La ventaja de un corporativo como Novartis es que tiene los mecanismos para asegurar que cualquier tema de corrupción es correctamente manejado. Novartis México no es la excepción, nos regimos por los estándares éticos, legales y de transparencia más altos y eso determina mucho las interacciones con las instituciones.

Llevo poco tiempo en el país, me he reunido con las autoridades y lo que he podido ver es un progreso en instituciones como Cofepris, IMSS e ISSSTE. Yo me fui de México hace 15 años, y hoy esas mejoras permiten procesos más claros y que el tratamiento de los pacientes sea mucho más eficiente. Creo que hace falta mucho camino por recorrer, pero veo a un México encaminado.

¿Cómo ve la solidez en las instituciones? Algunas farmacéuticas decían que en el caso de Cofepris, cuando hablaban mal de Mikel Arriola les frenaban registros sanitarios. ¿Cómo enfrentar ese tipo de trabas?

—Con algunas personalidades de estas instituciones me he reunido y no es mi impresión, son personas que tienen interés en hacer progresos importantes para que el tratamiento de los pacientes sea adecuada. No ha sido mi impresión, hemos trabajado muy bien de la mano con las autoridades.

En México, los precios de las medicinas han sido criticados, sobre todo cuando casi 50% de la población vive en condiciones de pobreza. ¿Qué hará para atender este tipo de conflictos?

—Hay una sensibilidad hacia este tipo de temas. La intención es seguir trabajando con las autoridades, entiendo que en México todo lo que es establecimiento de precios está bien regulado, pero también hay otros mecanismos que no hemos puesto en marcha y que permiten el acercamiento de medicamentos de forma más eficaz.

Hay que tener las conversaciones entre sector privado y autoridades para llegar a este tipo de acuerdos, por ejemplo, con mecanismos como el Riesgo Compartido, donde puedes tener un medicamento costoso para una patología difícil, pero puede haber compromisos para tratar a pacientes y sólo obtener una paga si los beneficios se obtienen en los pacientes.

Luego del Brexit y Donald Trump, ¿cómo ve el proteccionismo en el mundo y qué tanto podría afectar un cambio en el TLCAN para ampliar patentes? ¿Ve riesgos si se ajusta el acuerdo?

—El TLCAN es un acuerdo muy importante para cualquier empresa de capital local o extranjero, pero no olvidemos que hay otros tratados que también se están negociando, como con la Unión Europea, que es muy importante y puede traducirse en oportunidades para el país.

Con respecto a la propiedad intelectual, creo que en el TLCAN es un tema en donde las tres partes están relativamente de acuerdo, no creo que haya discordancia. Nuestra voz está siendo bien representada por las asociaciones como AMIIF y Canifarma, definitivamente el TLCAN seguirá dando de qué hablar, pero no dudo que llegará a buen puerto.

Las farmacias en México han dicho que los medicamentos han aumentado entre 30% y 40%. ¿Cuál es su expectativa sobre los precios y el tipo de cambio?

—En Novartis no preveo una inestabilidad en precios debido al dólar o al TLCAN, ya en enero de 2017 hubo volatilidad, variaciones en el dólar y para nosotros no fue algo que creara inestabilidad en los precios. Anticipo que el tratamiento será el mismo en los próximos años.

¿Cuál es su participación de mercado en México y a escala mundial?

—Novartis es una de las principales empresas farmacéuticas a escala mundial. Depende el ranking que estés mirando, oscila siempre entre los tres primeros lugares, no es la excepción en México. Lo que esperamos es que éste crecimiento continúe. En los próximos tres años en la división de Farma se esperan lanzamientos de ocho nuevas moléculas, por lo tanto se espera dinamismo y México no será la excepción.

¿Cuáles son los objetivos de Ana Longoria al frente de la empresa?

—Estoy por cumplir dos meses en Novartis México. Me vine a encontrar una empresa sólida, con mucho talento y con resultados estables en los últimos cinco años. En ese sentido, Novartis México algo que ha hecho muy bien es presentarse como un aliado estratégico frente a las instituciones de salud.

Para el futuro, y no es que se haya hecho porque yo daré continuidad, creo que la industria farmacéutica está evolucionando de un modelo de transacción (venta de medicamentos) a ofrecer un valor integral, más allá del medicamento. Vamos a estar en muy buena posición para consolidarnos como socios estratégicos y junto con las autoridades dar soluciones integrales de salud.

En términos de inversión, ¿qué avance hay?

—El objetivo de Novartis es continuar con sus inversiones. A escala mundial se invierten 9 mil millones de dólares en investigación y desarrollo. Novartis México hizo un compromiso con la Secretaría de Economía y ProMéxico por 50 millones de dólares en los siguientes cinco años (terminará en 2020) y vamos en alrededor de 50% de la inversión. Ha pasado año y medio y vamos cerca de 40% a 50% de inversión, lo cual nos da muy buenas perspectivas para el futuro.

¿Concluirán antes de tiempo el programa de inversiones?

—Con la creación del Centro Global de Servicios que Novartis global decide instalar en México, que se prevé para 2020, habrá más de mil empleados. Este centro de servicios atenderá a México, Latinoamérica, Canadá y otras partes del mundo. Todo esto seguirá creciendo y, si funciona bien, se puede convertir en un centro muy grande de servicios.

¿En el futuro hay la posibilidad de traer investigación de nuevas moléculas y también fabricación con nuevas plantas?

—En este momento no tengo visibilidad de lo que suceda, pero no lo descarto, porque he visto lo que ha sucedido con otros sitios. Esto tiene que ver con el trabajo realizado con las autoridades. En la medida en que México sea una plaza atractiva para atraer esta inversión, por supuesto que Novartis puede tener la apertura para considerarlo.

De las cuatro áreas que tiene Novartis México, ¿en cuál ve mayor potencial de crecimiento, rentabilidad y exposición?

—En definitiva el mercado de éticos (medicinas que se venden con recetas) sigue siendo tremendamente atractivo y relevante, sobre todo por las características de la población mundial.

Estamos hablando de una evolución bastante rápida, donde hoy se ve una población mucho más añosa, que padece mucho más enfermedades crónicas, y vamos a tener que dar soluciones de salud que atiendan este tipo de padecimientos como el cáncer, la diabetes, enfermedades cardiacas, donde definitivamente los medicamentos éticos van a tener cabida y por lo tanto sigue siendo un negocio muy interesante.

Los medicamentos genéricos también es una área que se ha consolidado. Nosotros tenemos la división Sandoz, y lo que es muy importante es que como sector nos aseguremos que siempre la calidad acompañe a este tipo de medicamentos. Por ahí veo el crecimiento.

También veo crecimientos más allá de la industria, son todas aquellas alianzas con otros sectores; sin embargo, el sector tecnológico es un socio natural para el sector de la salud y ahí vemos crecimientos importantes. Ahí veo una disrupción para nuestro modelo de negocio.

¿De qué tamaño es Novartis y cuánto crecerá en México?

—Somos mil 300 empleados en las cuatro divisiones donde tenemos presencia Alcon, Sandoz, Oncología y Farma. Este 2017 tendremos ventas por arriba de 409 millones de dólares, estamos teniendo un crecimiento constante. En los últimos cinco años hemos tenido crecimientos bastante estables de alrededor de 4%.

En el país tenemos sólo una planta pequeña de empaque de la división de Sandoz y lo demás viene de varios sitios. Tenemos centros de producción en distintas partes del mundo, algunos productos vienen de Brasil, otros de Italia y de Suiza.

¿Se ve como líder en el mercado farmacéutico en los próximos cinco años?

—Por supuesto.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here