Insiste en diálogo en tema del gasoducto

0
26

La negociación con las empresas constructoras del ducto Texas-Tuxpan para acordar el pago de la obra tiene como fin no llegar a un arbitraje internacional, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Ejecutivo insistió en que el ingreso de más pruebas que interpuso TransCanadá, en el juicio que se sigue por el caso, no ha implicado ruptura de las negociaciones, sino que se acordó que se seguirán las pláticas para encontrar una salida favorable para ambas partes.

“Ya se resolvió en el sentido de que hubo un reclamo fraterno de nuestra parte, pero eso no ha implicado ruptura. Nada más decirles: ‘Oigan, si estamos sentados dialogando, si hay una tregua, ¿por qué metes ahora otra demanda?, espérate; si no hay arreglo, quedamos en libertad y a tribunales’, y todo con apego a la ley”, comentó.

El Presidente reiteró que, pese al conflicto legal que existe con las empresas constructoras del gasoducto, el cual se encuentra sin operar, su administración promovió una mesa de diálogo encabezada por Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia, y que no se expropiara esa infraestructura.

El ducto tiene un costo de dos mil 500 millones de dólares y podría transportar 73 millones de metros cúbicos diarios de gas para consumo doméstico, para la industria y para abastecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“No va a haber confiscaciones, no se van a expropiar los ductos o a nacionalizar los ductos, porque empiezan a hablar, y luego también con lo mismo de que, si no se aprueban los acuerdos como se hicieron o se mantienen como se hicieron, pues entonces no vamos a tener gas y nos vamos a quedar sin luz. Pues no es cierto”, sentenció.

Recalcó que se espera mantener la proporción de generación de energía eléctrica, con 54% de la CFE y 46% de las plantas entregadas en administraciones pasadas a la iniciativa privada.

Presidente presume la industria petroquímica

El incremento en la refinación del petróleo y la fortaleza del peso fueron presumidos por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

El titular del Ejecutivo afirmó que la producción de combustibles en las refinerías mexicanas tiene una ligera recuperación en los ocho meses de su administración.

Según los datos presentados por el Presidente, en 2013 se refinaban 1.22 millones de barriles diarios de petróleo crudo; en 2018, la cifra había bajado a 612 mil, es decir la mitad, y el pico más bajo se registró en enero, con 507, en plena campaña contra el huachicoleo.

El repunte ha sido lento y se estima que el 24 de julio la producción de combustibles alcanzó 706 mil barriles en el transcurso del mes.

“Esto, con los trabajadores petroleros, y desde luego con mantenimiento, con reparación”, comentó.

Se pasó de producir 173 mil barriles de gasolina en diciembre de 2018 a 223 mil; de 99 mil barriles de diésel a 145 mil; en tanto que la producción de turbosina se ha mantenido estable.

Además, el peso, insistió el Presidente, ha tenido un fortalecimiento frente al dólar, por encima de la del resto de las monedas del mundo.

Estos indicadores, afirmó López Obrador, refutan la versión de que hay una reducción de la actividad económica, y consideró que hay una recuperación del mercado interno que no ha sido medida hasta el momento.

“Es que son visiones distintas, nosotros sostenemos que hay más circulante abajo, están vendiendo más las tiendas abajo, el pueblo tiene más dinero; y crecimiento es acumulación de dinero, no necesariamente distribución de dinero, por eso, nosotros decimos que hay más desarrollo”, explicó.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here