Llega AMLO a su Segundo Informe de gobierno con deuda que supera los 12 billones de pesos

0
36

Aunque una de las promesas hechas por el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido el no endeudar al país, el bajo desempeño económico en su primer año de gobierno y la actual crisis económica que enfrenta el país por los efectos de la crisis sanitaria por el COVID-19, ha hecho que en el segundo año de administración tenga una deuda que supera los 12 billones de pesos.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en información retomada por El Economista, cuando López Obrador rindió protesta como presidente de México el 1 de diciembre del 2018, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHEFSP) —la medida más amplia de la deuda— se ubicaba en alrededor de 10.55 billones de pesos.

Gráfico cortesía de El Economista que muestra la deuda México de acuerdo con el SHRFSP.

A lo largo de su primer año de gobierno, el saldo se elevó y cerró el año en 10.87 billones de pesos.

En el primer semestre del segundo año de gobierno (2020), la deuda total del paísse ubicó en 12.07 billones de pesos. Así, la deuda se ha incrementado en 1.15 billones de pesos.

En la relación del Producto Interno Bruto (PIB), el SHRFSP representó 44.85 por ciento en el 2018 y mantuvo ese nivel en el 2019. Ya en el primer semestre de 2020, se ubicó en 52.10 por ciento del PIB, elevándose 7.25 puntos porcentuales del PIB, según estadísticas de Hacienda.

Para el cierre del 2020, Hacienda proyecta que el SHRFSP se ubique en 12.83 billones de pesos, lo que significará un 55.4 por ciento del PIB.

Cabe recordar que en el programa aprobado se esperaba un saldo de la deuda de 11.96 billones de pesos, lo que significaba 45.6 por ciento del PIB.

El presidente López Obrador ha señalado que dicho aumento de deuda se debió a la depreciación del peso frente al dólar y no por haber contratado deuda adicional.

El titular del Ejecutivo ha reiterado que, a diferencia de otros países, su gobierno no ha decidido endeudarse y, en vez de eso, mantener una política de austeridad y la lucha contra la corrupción.

“La estrategia funcionó”, señaló el mandatario en la conferencia matutina del pasado lunes.

El mandatario aseguró que, para 2021, tampoco se contratará más deuda, pues se mantendrá la misma estrategia para reactivar la economía.

Expertos indicaron a el Economista que si el gobierno no asume endeudamiento adicional ante el panorama de menores ingresos, puede esperarse una ola de recortes en el gasto público, lo cual podría afectar principalmente a la inversión.

Con información de López-Dóriga Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here