¿Quién es el héroe oculto que dio al Tottenham su pase a la final?

0
39

El Tottenham logró la más grande hazaña de su historia al remontar un 2-0 (3-0 global) al Ajax en Ámsterdam; y lo hizo con tres goles de su nuevo héroe, Lucas Moura. Pero éste no siempre fue percibido como tal.

Oriundo de Sao Paulo, creció en medio de un ambiente hostil, rodeado de violencia, pandillas criminales, drogas y armas. “Algunos de mis amigos están en prisión y otros muertos”, relata.

Lucas asegura que la diferencia con él fueron las ganas de sacar adelante a su familia. “No fui por ese camino porque yo creía en mi sueño”, recuerda.

El extremo de 26 años fue alguna vez visto como una de las más grandes promesas del futbol brasileño. Se formó en las inferiores de Corinthians, para luego pasar al Sao Paulo. Ahí debutaría en 2010 con 17 años y rápidamente se erigiría como una figura temprana, a tal grado que la FIFA lo incluyó en su listado de las mayores revelaciones del año.

El Campeonato Sudamericano 2011 lo vio enfundarse en la ‘canarinha‘ por primera vez en un torneo oficial. Y lo hizo con el número 10 en la espalda, incluso mientras compartía vestidor con otra promesa de aquel entonces: Neymar.

En 2011 fue parte de la selección brasileña que disputó la Copa América, y aunque el combinado no logró superar los cuartos de final, Lucas Moura ya daba destellos de lo que su carrera podía llegar a ser, según sus propias palabras, “siempre inspirado en Zinedine Zidane”.

Para el siguiente año, su nombre ya retumbaba con fuerza en el ‘viejo continente’, en gran medida por los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde Brasil perdió la final por la medalla de oro ante México. El PSG se hizo de sus servicios a cambio de 43 millones de euros, convirtiéndose así en la transferencia más cara del balompié carioca, hasta ese momento.

Aunque fue arropado por el símbolo parisino de la época, Zlatan Ibrahimovic, poco a poco perdió protagonismo en el equipo y la luz de la joya que deslumbró a muchos comenzó a desvanecerse. Se mantuvo cinco años en la capital francesa, y aunque por momentos parecía recordar su genialidad, no logró encontrar consistencia en su juego.

Mauricio Pochettino, le dio a Lucas un voto de confianza y le contrató para el Tottenham previo al inicio de la temporada 2018-2019. El delantero paulista comenzó, una vez más, con poco ritmo; sin embargo, aprovechó las lesiones de algunos estelares de los Spurs para llenarle el ojo al estratega argentino y consolidarse en su 11 inicial.

Hoy Lucas Moura llevó a su equipo a la final de la UEFA Champions League, y si bien no es aún el jugador que muchos imaginaban en el lejano 2010, tiene ante sí una oportunidad única para convertirse en la estrella que está llamado a ser.

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here